Articles tagged with "salud"


  • ¿Puedo comer fruta si tengo diabetes?

    El restringir o evitar el consumo de fruta cuando se tiene diabetes, es una de las creencias y prácticas erróneas en nutrición más frecuentes encontradas en la práctica clínica, debido al mito común, en donde se infiere que las frutas al tener “demasiada azúcar”,  elevan los niveles de glucosa en sangre rápidamente. 

    Tal preocupación, se esclarece cuando hablamos del Índice Glucémico (IG) de los alimentos, que se define como la medida que evalúa la rapidez que tiene un alimento CON carbohidrato (frutas, cereales, lácteos y leguminosas) para elevar los niveles de glucosa en sangre. Alimentos SIN carbohidratos como la carne, huevo, quesos y grasas no tienenÍndice Glucémico. (1).  En el caso de las frutas que contiene “fructosa” como carbohidrato, la mayoría tienen bajos a medios índices glucémicos, por lo que no generan cambios abruptos en los niveles de glucosa, además de ser excelentes fuentes de vitaminas, minerales, antioxidantes y fibra, ayudan a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares y obesidad.(2)

    Por lo tanto, un paciente con diabetes puede incluir en su dieta habitual frutas, siempre y cuando sean enteras o con bagazo y NUNCA reemplazarlas por aguas o jugos de frutas, ya que nutricionalmente NO se consideran frutas naturales. Tal recomendación aplica también para niños, adolescentes y adultos sanos debido a que los beneficios de la fruta solo se obtienen al disfrutarlas enteras de lo contrario se ingiere fructosa en mayor proporción (1 litro jugo de naranja= 13 naranjas), se eleva la ingesta energética y se omite el aporte de fibra, vitaminas y minerales.

    La porción y la frecuencia es una pieza clave para evitar descontrol glucémico,  en promedio una porción es igual a 1 taza de fruta o 1 pieza que aporta 15 g de carbohidrato y 70 Kcal. Dependiendo de las necesidades de cada persona y del automonitoreo capilar de los niveles de glucosa, un adulto con diabetes puede ingerir de 2-3 porciones por día.

    Finalmente, un alimento por sí sólo no hace la diferencia en la salud de las personas,  de acuerdo a la evidencia científica para prevenir y tratar la diabetes que disminuya riesgo de complicaciones,  lejos de evitar el consumo de un grupo de alimento, se requiere llevar un patrón de alimentación saludable que incluya verduras, frutas, leguminosas, alimentos de origen animal bajos en grasa y grasas saludables (ej. oleaginosas, aguacate); y evite al máximo el consumo de AZÚCAR (la OMS sugiere consumir máximo 25 g/día), alimentos ultraprocesados y carnes rojas ( 1 vez por semana), en conjunto con estilo de vida  saludable que incluya ejercicio ( al menos 150 minutos a la semana),  manejo de estrés, monitoreo de presión arterial y glucosa, óptimo apego al tratamiento farmacológico, evitar fumar  y beber con moderación alcohol (1 copa mujeres; 2 copas hombres). (3,4)


    Fuentes:

    1. Vega S, Venn B y Slavin J. Relevance of the Glycemic Index and Glycemic Load for Body Weight, Diabetes, and Cardiovascular Disease. Nutrients 2018, 10: 1-27.
    2. Slavin J y Lloyd B. Health Benefits of Fruits and Vegetables. Adv  Nutr 2012, 3: 506-516  
    3. Ley S, Hamdy O, Mohan V, Hu F. Prevention and management of type 2 diabetes: dietary components and nutritional strategies. Lancet 2014; 383:1999-2007 
    4.  Adeva M, Rañal E,  Vila M, Fernández C, Funcasta R. Castro E. Dietary habits contribute to define the risk of type 2 diabetes in humans 
  • Shokuikui: La estrategia nutricional en las escuelas de Japón

    La obesidad es una enfermedad caracterizada por la acumulación excesiva de grasa, como consecuencia de un desequilibrio entre la ingesta de macronutrientes (hidratos de carbono, proteínas y lípidos) y el  gasto energético. A nivel mundial, se considera un problema severo de Salud Pública debido a que es un enfermedad multifactorial, que requiere de una intervención integral para lograr combatirla. Entre las múltiples causas destacan: la edad (a mayor edad, el metabolismo disminuye), el sexo (declive de hormonas anabólicas y estrógenos tras la menopausia), la genética, el sedentarismo,  factores biológicos, factores emocionales (estrés, ansiedad y/o depresión), factores económicos, algunos fármacos, enfermedades endocrinas (hipotiroidismo), alteración en la microbiota intestinal y un ambiente obesogénico en el que existe una amplia disponibilidad de alimentos de alta densidad energética y baja densidad nutrimental (1).

    Desde el año 2002, la evidencia científica demostró en un estudio llamado “Diabetes Prevention Study”,  que la intervención del estilo de vida fue significativamente más efectiva que la intervención farmacológica aislada. Dicho estudio incluyó una muestra de 3,234 personas con niveles elevados de glucosa en ayuno después de una carga oral de glucosa. La población de estudio, la dividieron en dos grupos de intervención y un grupo control, uno de los grupos de intervención siguió un programa de modificación del estilo de vida con el objetivo de disminuir el 7% del peso corporal y realizar al menos 150 minutos de actividad física por semana; otro grupo recibió tratamiento farmacológico con metformina. Después de un seguimiento de la población de estudio de 2.8 años, se encontró que la intervención en el estilo de vida redujo la incidencia de diabetes tipo 2 en un 58% por ciento y la metformina sólo en un 31%, en comparación con el grupo placebo. (2).

    Nutricionalmente para poder realizar cambios en en el estilo de vida, es indispensable que el nutriólogo otorgue educación nutricional al paciente,  para empoderar y modificar voluntariamente conductas alimentarias, respetando sus preferencias y cultura alimentaria. 

    Desde hace 8 años, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, reconocía que la Educación Nutricional debe estar en primer plano, ya que por sí sola ha demostrado mejorar el patrón de alimentación y el estado nutricio; además de resultar económico, viable y sostenible a largo plazo (3).

    Un ejemplo claro de la importancia de la educación nutricional, es Japón, uno de los países con menores tasas de obesidad y mayor esperanza de vida, quien implementó desde el 2005 como estrategia para combatir la obesidad, un programa educativo en las escuelas llamado Shokuikui (Shoku=Dieta e Ikui=formación integral), que consta de impartir materias de nutrición, en el mismo nivel de importancia de materias exactas como matemáticas y ciencias. Dicho programa mostró una reducción del 20% en la tasa de sobrepeso y obesidad infantil en un plazo de 10 años (4).

    En conclusión, debido a que el problema del sobrepeso y obesidad  de la población reside en gran medida en el estilo de vida que incluye: alimentación, ejercicio, sueño, exposición a la luz solar para sintetizar vitamina D, manejo del estrés Y adherencia al tratamiento farmacológico. Sólo cuando todos los integrantes de equipo de la salud incluyendo nutriólogo, médico, psicólogo y acondicionador físico, realizan intervención en el estilo de vida de las personas tomando como base la educación, el cambio de conducta se sostiene a largo plazo, se disminuye el riesgo de enfermar y mejora la calidad de vida; de lo contrario serían medidas aisladas que por sí solas no disminuirán la prevalencia de sobrepeso y obesidad en México.


    FUENTE:
    Lecube A, Monereo S, Rubio M, Martínez P, Martí A, Salvador J et al. Prevención, diagnóstico y tratamiento de la obesidad. Posicionamiento de la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad de 2016. Endocrinol Diabetes Nutr. 2017; 64 (S1): 15-22
    Knowler W , Barrett E, Fowler E, Hamman F, Lachin M , Walker E y Nathan D. Reduction in the incidence of type 2 diabetes with lifestyle intervention or metformin. The New England journal of medicine 2002, 346(6), 393-403.
    Grupo de Educación Nutricional y de sensibilización del consumidor (2011). La importancia de la educación nutricional. FAO: Roma. 2011. Dispoible en: http://www.fao.org/ag/humannutrition/31779-02a54ce633a9507824a8e1165d4ae1d92.pdf
    Japón combate obesidad con materia sobre nutrición. El Universal. 8 Octubre 2018. Disponible en: https://www.elbotiquin.mx/medicina-general/japon-combate-obesidad-con-materia-sobre-nutricion

  • ¿Puedo tener prediabetes?

    La prediabetes es la puerta de entrada a la diabetes tipo 2, se presenta en cualquier persona e incrementa la posibilidad cuando hay antecedentes familiares, sobrepeso u obesidad, alto consumo de productos ultaprocesados, postres, refresco, alcohol,  y una alimentación poco balanceada. Este transtorno altera el nivel de la glucosa en la sangre, es mayor a la normal pero no lo suficientemente alto como para diagnosticar diabetes.

    Es recomendable, aún cuando te consideres sano o sin síntoma alguno, realizarte pruebas al menos una vez al año, asiste con tu médico y él solicitará alguna de las siguientes:

    • MUESTRA DE SANGRE EN AYUNAS. Si la glucosa se detecta alterada (cifras entre 100 y 125 mg/dl) Se podría establecer diagnósticos de prediabetes.
    • CURVA DE TOLERANCIA ORAL A LA GLUCOSA. El paciente ingiere una bebida con 75 g de glucosa, dos horas después se toma una muestra de sangre. Si el resultado está entre 140 y 190 mg/dl se podría establecer diagnóstico de prediabetes.
    • HEMOGLOBINA GLUCOSILADA. Cuando el porcentaje de glucosa en glóbulos rojos oscila entre 5.7% y 6.4% son señales de alarma.

    Como ya los has leído en otras ocasiones, la prevención es el mejor camino para mantener un estado de salud óptimo. Recuerda disminuir tu consumo de alimentos ultraprocesados que no aportan los nutrimentos que requieres durante el día, trata de controlar tu ambiente y reducir el estrés, refúgiate en el ejercicio, si empiezas con 30 minutos al día o te propones una meta respecto a alguna actividad, como romper tus tiempos, cumplir kilómetros y hasta competir en un maratón seguro lo puedes lograr.

    Si tienes dudas con tu alimentación acércate a los profesionales de la salud (nutriólogas), cuentan con fundamento científico para brindarte toda la información que requieres.


    Fuente:

    fmdiabetes.org
    www.diabetes.org

  • ¿Cómo prevenir la diabetes tipo 2?

    La diabetes es la principal causa de muerte en el país,  la primera causa de ceguera prevenible en el adulto en edad productiva, la primera causa de insuficiencia renal terminal, la primera causa de amputaciones no traumáticas y la principal causa de infartos al miocardio. Se estima que 1 de cada 11 adultos en el mundo padece esta epidemia.

    En México según la OCDE, no existe una cobertura médica para todos los habitantes enfermos. Actualmente, todas las enfermedades son importantes, pero la diabetes y sus principales factores de riesgo son una verdadera emergencia de salud pública ya que ponen en riesgo la viabilidad del sistema de salud.

    Se ha estimado que la diabetes reduce la esperanza de vida de las personas entre 5 y 10 años, según la encuesta de salud. La prevención es el camino viable para no ser parte de las estadísticas.

    ¿Cómo se puede prevenir la diabetes tipo 2?

    • Modifica tu alimentación hacia el consumo de alimentos naturales, prefiere cereales enteros como tortillas, panes integrales, arroz, etc. Come al menos dos frutas al día. Procura agregar verduras en tus tiempos de comida, recuerda que entre más colorida sean tus ensaladas, mejores beneficios a tu salud. No olvides el consumo de productos lácteos bajos en grasa y proteínas magras como el pescado y el pollo.
    • Si o sí, debes limitar al máximo tu consumo de comida rápida y bebidas azucaradas. Elige el momento para consumirlas, piensa si vale la pena hacerlo y considera los efectos que el abuso de estos productos pueden ocasionar.
    • Mantenerse activo no significa que debas ir  a pagar tu anualidad al gimnasio. Lo que queremos decirte es que basta con 30 minutos al día, tómate tu tiempo, decídete a ser constante, el trabajo de esos 30 minutos serán únicamente para beneficiarte ti.
    • Monitorea tu salud una vez al año, realízate estudios de sangre, checa tu peso por las mañanas y si notas un incremento no te sometas a dietas de youtubers o de la vecina, visita a una nutrióloga de profesión, ella te orientará y te dirá qué pasos seguir.
    • Mide la circunferencia de tu cintura: hombres menos de 90 cm y mujeres menos de 80 cm. Se ha demostrado que las personas con grasa acumulada en el abdomen tienen mayor riesgo de desarrollar enfermedades.

    Como ves, son 5 sencillos pasos que deberías seguir para prevenir la diabetes y otras enfermedades derivadas. ¡Empieza ya!


    Fuente:

    https://checatemidetemuevete.gob.mx/
    https://www.insp.mx/

  • Adultos mayores y alimentación

    CARACTERÍSTICAS

    • Cambios gastrointestinales: disminución de la motilidad gástrica, disminución en el número de las vellosidades y criptas, reflujo, dificultad para tragar, crecimiento excesivo de microorganismos en el intestino (problemas en la absorción de B12 y grasas) y estreñimiento.
    • Disminución en el apetito e ingesta de alimentos, debido a una disminución normal en el metabolismo (reducción del 5% por década).  
    • Disminución del sentido del gusto (debido a un menor número de papilas gustativas o cambios en el gusto por medicamentos) y olfato.
    • Disminución de la función renal. A los 80 años la reducción comprende del 30-40%
    • Reducción en la tolerancia a la glucosa y niveles de insulina elevados.
    • Disminución en la función del sistema inmune: Incremento en el número de infecciones y alteración en la cicatrización de heridas.
    • Aumento de la grasa corporal.
    • Disminución de la masa muscular.
    • Sarcopenia (pérdida de masa muscular y fuerza al envejecer o llevar una vida sedentaria)

    RECOMENDACIONES NUTRICIONALES

    Tu día a día debería estar compuesto de la siguiente manera:

    1. 15 % – 20% de proteína de alto valor biológico (huevo, pescado, pollo, carne de res, leche y combinación de cereales con leguminosas como tortilla de maíz con frijoles)
    2. 45% – 65% de carbohidratos
    3. 30% – 35% de grasas saludables (aguacate, semillas, aceite de oliva, aceitunas)
    4. Fibra (frutas y verduras) 26 – 30gr.
    • Dietas con consistencia modificada (papillas o puré en pacientes con dificultades para masticar)
    • Realizar ejercicio de resistencia y aeróbico de manera regular en el adulto mayor se asocia con reducción de fatiga, elevación del estado de ánimo, reducción síntomas de depresión, mejoría del funcionamiento físico, menor riesgo de caídas, permite mantener un peso saludable, menor riesgo de enfermedad cardiovascular y osteoporosis, mejoría en el control de la glucosa y presión arterial.
  • Alimentación: niñas de 1 a 2 años

    DESARROLLO Y CRECIMIENTO

    • La velocidad de crecimiento disminuye.
    • Se produce una disminución fisiológica del apetito por ejemplo una niña de 2  años es normal que no tenga hambre y disminuya su ingesta de alimentos por dos motivos: el crecimiento disminuye y hay un aumento en la curiosidad por conocer al mundo.

    ALIMENTACIÓN

    • Requerimiento de energía de  580-894 Kcal.
    • Aporte energético cubierto por leche materna o leche: 326 Kcal y el resto con alimentación complementaria.

    A continuación te presentamos una guía de alimentos que aunque parte de los 6 meses, a la edad de 1 a 2 años, deberías incluir todos los que se mencionan en cada etapa.

     

     

  • Mayo: frutas, verduras y proteínas

    Ya es mayo y tiempo de agregar nuevos ingredientes a la despensa. ¡Haz tu lista!

    FRUTAS

    • Mamey: rico en betacarotenos tanto en calidad como en diversidad; en un estudio en el que analizaron su composición identificaron más de 40 carotenoides, lo cuales podrían reducir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.
    • Ciruela: el principal componente de las ciruelas es agua, contienen grandes cantidades de compuestos fenólicos que pueden ayudar en la acción laxante y retrasar la absorción de la glucosa. Además podrían servir como agentes preventivos contra enfermedades cardíacas y cáncer.
    • Piña: Evita la acumulación excesiva de agua. Evita la formación de trombos y coágulos.

    VERDURAS

    • Berenjenas: rica en antioxidantes, vitaminas y fenólicos. En varios estudios, los extractos de la berenjena mostraron tener excelentes efectos terapéuticos en las en enfermedades inflamatorias, como estomatitis, artritis y gastritis. Las berenjenas tienen un alto contenido en antocianina (es el pigmento que le otorgan el color púrpura),  el cual podría prevenir enfermedades cardiovasculares ya qu e algunos estudios han demostrado que ayuda a reducir los niveles de colesterol malo (LDL), triglicéridos e incrementar la concentración de colesterol bueno (HDL)
    • Alcachofa: los extractos de la hoja de alcachofa han demostrado mejorar el metabolismo de las grasas al disminuir los niveles de colesterol en pacientes con hipercolesterolemia leve y moderada. Tiene propiedades que protegen y mejoran la función del hígado.
    • Apio: rico en vitaminas y agentes fenólicos. Tiene propiedades anticancerígenas y antiinflamatorias; ayuda a mantener niveles bajos de glucosa en sangre y lípidos. Por su alto contenido en agua y fibra ayuda a combatir el estreñimiento.

    PROTEÍNAS

    • Camarón: 5 piezas sólo  aportan 76 mg de colesterol (el requerimiento es de 200 mg por día). Los camarones es un alimentos rico en proteínas (5 piezas aportan 7 gr de proteína) de origen animal con muy bajo aporte de grasa (5 piezas aportan tan sólo 0.4 gr de grasa) y  calorías (5 piezas aportan 34 kcal). Además de ser ricos en zinc y omega 3, el cual ha demostrado prevenir enfermedades cardiovasculares.
    • Sardina: es un alimento de origen animal muy rico en calcio, vitamina D,  selenio, excelentes nutrientes para mantener una salud ósea óptima. Son un fuente muy rica de ácidos grasos omega 3 que ayudan a disminuir los niveles de colesterol y triglicéridos.
    • Arenque: Es un alimento con alto contenido en vitamina D, calcio, vitamina B12, yodo, selenio y ácidos grasos, por lo que resulta una opción saludable de proteína a cualquier edad, especialmente en etapas de desarrollo y crecimiento (niños y adolescentes).

     


    Fuentes:
    J Agric Food Chem 2016. 28; 64(38):7148-55
    Crit Rev Food Sci Nutr 2001; 41 (4): 251-86
    Food Chem 2018; 266: 183-191.
    Food Chem 2018 1; 268: 602-610.
    Phytomedicine 2008; 15(9): 668.75
    Bulletin of Faculty of Pharmacy, Cairo University 56 (2018) 115–120
    Crit Rev Biotechnol 2018; 38(2): 172-183

  • ¿Cómo lograr que los niños y niñas sean adultos saludables?

    Sabías que en la casa, en la mesa, como en otros lugares y momentos, los niños y las niñas aprenden con el ejemplo. No sólo están aprendiendo a comer, sino también formando hábitos.

    ¿Cómo puedes formar los hábitos en tus hijos e hijas?

    • Los niños y niñas siguen los pasos. Predica con el ejemplo.
    • Incluye una alimentación variada con frutas y verduras de diferentes colores. Diariamente.
    • Haz de la comida un momento agradable, coman en familia compartiendo el día a día y proyectando el futuro juntos.
    • Respeta los horarios de las comidas principales.
    • Todos coman los mismo alimentos que los niños y niñas. Planeen el menú familiar juntos.
    • Hagan las compras juntos, es un buen momento para que aprendan hábitos de planificación, orden y ahorro.
    • Muestra tu amor con apapachos y besos, reconforta con abrazos y pláticas, NO PREMIES con alimentos ni los uses como muestras de cariño o castigo. No fuerces, reconfortes o consueles ni a ti, ni a tus hijos o hijas con alimentos.
    • Limita las horas de tv, videojuegos y dispositivos electrónicos a no más de 2 horas al día.
    • Los niños aprenden jugando, mejoran su autoestima y crecen mejor. Comparte las actividades con tus hijos.
    • El sueño es muy importante para el crecimiento y desarrollo de las niñas y niños; además de regular su metabolismo. 8 horas al día son necesarias.
  • Para quién sí y para quién no las bebidas deportivas

    ¿Qué es una bebida deportiva?

    Una bebida deportiva o isotónica contiene hidratos de carbono, electrolitos, minerales y saborizantes; y se caracteriza por poseer una concentración de solutos (azúcares, sales y minerales). A diferencia de las bebidas energéticas, no contienen estimulantes en su composición, es decir, cafeína, guaraná, taurina, ginseng y L-carnitina.

    En México no existe normatividad que establezca las especificaciones que deben cumplir las bebidas hidratantes. Para tener una referencia, en febrero de 2001, la Dirección General de Salud y Protección del Consumidor de la Comisión Europea, a través del Comité Científico de Alimentación Humana, redactó un informe sobre la composición de los alimentos y las bebidas destinadas a cubrir el gasto energético en un gran esfuerzo muscular, especialmente en los deportistas.

    ¿Qué aportan los contenidos de una bebida energética?

    • Energía
    • Hidratos de carbono (carbohidratos). Ofrecen un aporte inmediato de energía cuando las reservas de glucógeno se comienzan a agotar. El glucógeno es la reserva de energía rápida del organismo, obtenida a partir del consumo de carbohidratos, que se almacena en el el músculo e hígado.
    • Sodio. Único electrolito que añadido a las bebidas deportiva proporciona beneficios fisiológicos.
      Si un deportista se esfuerza durante más de 4 horas y bebe agua sola puede ocasionar graves patologías: desorientación, confusión, crisis epilépticas, edema cerebral,  insuficiencia respiratoria e incluso la muerte.
    • Potasio. Las pérdidas de potasio es mucho menor, pero se incluye en las bebidas para reponer las pérdidas una vez finalizada la actividad física, ya que el potasio favorece la retención de agua en el espacio intracelular, ayuda a alcanzar la rehidratación adecuada y evita calambres.

    Personas que SÍ deberían consumir bebidas deportivas:

    • Atletas alto rendimiento (ciclismo, corredores, triatletas y nadadores): Entrenan más de 4 horas por varios días a la semana. Además, cuentan con un equipo experto.
    • Niños deportistas que realizan entrenamiento intenso o deporte con fines competitivos.
    • Clima extremadamente caluroso. Incrementos en la temperatura aumentan la producción de sudoración en, aproximadamente, 1 litro por hora.

    Personas que NO deberían consumir bebidas deportivas:

    • Personas que practican ejercicio de manera cotidiana sin que sea competitivo
    • Personas que realizan alrededor de 20 o 30 minutos de ejercicio al día, o son deportistas de fines de semana.
    • Niños cuya actividad deportiva se reduzca al ámbito escolar

    ¿Cómo deben hidratase las personas que no son deportistas de alto rendimiento?

    • Hidratación con agua simple
    • Beber agua a lo largo del día
    • Beber antes de sentir sed
    • Hidratarse antes, durante y después de hacer ejercicio.
    • Durante los entrenamientos o competiciones: Ingerir pequeños volúmenes 100 – 200ml cada 15 – 20 min de líquidos.
    • Tener dieta balanceada

    ¿Qué sucede si la población en general opta por hidratarse con bebidas deportivas?

    • Incrementa el riesgo de sobrepeso, obesidad, resistencia a la insulina.
    • Diabetes
    • Hipertensión
    • Enfermedades cardiovasculares
    • Caries

     

     

  • Abril: ingredientes del mes

    Llegó abril y los nuevos ingredientes del mes. Recuerda que tu alimentación entre más variada será más nutritiva; aprovecharás mejor las vitaminas y los minerales. ¡Corre al mercado!

    FRUTAS

    • Mango. Rica en polifenólicos; su consumo podría prevenir el desarrollo de cáncer de mama.
    • Naranja. Por su alto contenido en vitamina C, refuerza tu sistema inmunológico y favorece cicatrización de heridas.
    • Fresas. Tienen propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. Ejercen una actividad neuroprotectora, por lo que podrían prevenir el deterioro neurocognitivo.

    VERDURAS

    • Acelga. Por su alto contenido en fibra ayuda a prevenir y tratar el estreñimiento.
    • Brócoli. Contiene sulforafano, un compuesto que tiene propiedades antioxidantes y anticancerígenos ( actúa frente a células del cáncer). Su consumo podría reducir el riesgo de desarrollar cáncer de próstata.
    • Espárragos. Efecto potencial en la prevención y tratamiento de enfermedades cardiovasculares. Estudios han demostrado su capacidad para disminuir la presión arterial.

    PROTEÍNAS

    • Charales. Por su alto contenido en calcio puede prevenir osteoporosis.
    • Atún. Gracias a su alto contenido en omega 3 reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

    Fuentes:
    Nutrientes 2017; 9
    Curr Alzheimer Res 2018; 15(4): 363-380
    Curr Pharm Des. 2018; 24 (40): 4779-4793
    Nutrients 2017. 10;9(8)