Articles tagged with "nutrición"


  • ¿Puedo comer fruta si tengo diabetes?

    El restringir o evitar el consumo de fruta cuando se tiene diabetes, es una de las creencias y prácticas erróneas en nutrición más frecuentes encontradas en la práctica clínica, debido al mito común, en donde se infiere que las frutas al tener “demasiada azúcar”,  elevan los niveles de glucosa en sangre rápidamente. 

    Tal preocupación, se esclarece cuando hablamos del Índice Glucémico (IG) de los alimentos, que se define como la medida que evalúa la rapidez que tiene un alimento CON carbohidrato (frutas, cereales, lácteos y leguminosas) para elevar los niveles de glucosa en sangre. Alimentos SIN carbohidratos como la carne, huevo, quesos y grasas no tienenÍndice Glucémico. (1).  En el caso de las frutas que contiene “fructosa” como carbohidrato, la mayoría tienen bajos a medios índices glucémicos, por lo que no generan cambios abruptos en los niveles de glucosa, además de ser excelentes fuentes de vitaminas, minerales, antioxidantes y fibra, ayudan a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares y obesidad.(2)

    Por lo tanto, un paciente con diabetes puede incluir en su dieta habitual frutas, siempre y cuando sean enteras o con bagazo y NUNCA reemplazarlas por aguas o jugos de frutas, ya que nutricionalmente NO se consideran frutas naturales. Tal recomendación aplica también para niños, adolescentes y adultos sanos debido a que los beneficios de la fruta solo se obtienen al disfrutarlas enteras de lo contrario se ingiere fructosa en mayor proporción (1 litro jugo de naranja= 13 naranjas), se eleva la ingesta energética y se omite el aporte de fibra, vitaminas y minerales.

    La porción y la frecuencia es una pieza clave para evitar descontrol glucémico,  en promedio una porción es igual a 1 taza de fruta o 1 pieza que aporta 15 g de carbohidrato y 70 Kcal. Dependiendo de las necesidades de cada persona y del automonitoreo capilar de los niveles de glucosa, un adulto con diabetes puede ingerir de 2-3 porciones por día.

    Finalmente, un alimento por sí sólo no hace la diferencia en la salud de las personas,  de acuerdo a la evidencia científica para prevenir y tratar la diabetes que disminuya riesgo de complicaciones,  lejos de evitar el consumo de un grupo de alimento, se requiere llevar un patrón de alimentación saludable que incluya verduras, frutas, leguminosas, alimentos de origen animal bajos en grasa y grasas saludables (ej. oleaginosas, aguacate); y evite al máximo el consumo de AZÚCAR (la OMS sugiere consumir máximo 25 g/día), alimentos ultraprocesados y carnes rojas ( 1 vez por semana), en conjunto con estilo de vida  saludable que incluya ejercicio ( al menos 150 minutos a la semana),  manejo de estrés, monitoreo de presión arterial y glucosa, óptimo apego al tratamiento farmacológico, evitar fumar  y beber con moderación alcohol (1 copa mujeres; 2 copas hombres). (3,4)


    Fuentes:

    1. Vega S, Venn B y Slavin J. Relevance of the Glycemic Index and Glycemic Load for Body Weight, Diabetes, and Cardiovascular Disease. Nutrients 2018, 10: 1-27.
    2. Slavin J y Lloyd B. Health Benefits of Fruits and Vegetables. Adv  Nutr 2012, 3: 506-516  
    3. Ley S, Hamdy O, Mohan V, Hu F. Prevention and management of type 2 diabetes: dietary components and nutritional strategies. Lancet 2014; 383:1999-2007 
    4.  Adeva M, Rañal E,  Vila M, Fernández C, Funcasta R. Castro E. Dietary habits contribute to define the risk of type 2 diabetes in humans 
  • ¿Puedo tener prediabetes?

    La prediabetes es la puerta de entrada a la diabetes tipo 2, se presenta en cualquier persona e incrementa la posibilidad cuando hay antecedentes familiares, sobrepeso u obesidad, alto consumo de productos ultaprocesados, postres, refresco, alcohol,  y una alimentación poco balanceada. Este transtorno altera el nivel de la glucosa en la sangre, es mayor a la normal pero no lo suficientemente alto como para diagnosticar diabetes.

    Es recomendable, aún cuando te consideres sano o sin síntoma alguno, realizarte pruebas al menos una vez al año, asiste con tu médico y él solicitará alguna de las siguientes:

    • MUESTRA DE SANGRE EN AYUNAS. Si la glucosa se detecta alterada (cifras entre 100 y 125 mg/dl) Se podría establecer diagnósticos de prediabetes.
    • CURVA DE TOLERANCIA ORAL A LA GLUCOSA. El paciente ingiere una bebida con 75 g de glucosa, dos horas después se toma una muestra de sangre. Si el resultado está entre 140 y 190 mg/dl se podría establecer diagnóstico de prediabetes.
    • HEMOGLOBINA GLUCOSILADA. Cuando el porcentaje de glucosa en glóbulos rojos oscila entre 5.7% y 6.4% son señales de alarma.

    Como ya los has leído en otras ocasiones, la prevención es el mejor camino para mantener un estado de salud óptimo. Recuerda disminuir tu consumo de alimentos ultraprocesados que no aportan los nutrimentos que requieres durante el día, trata de controlar tu ambiente y reducir el estrés, refúgiate en el ejercicio, si empiezas con 30 minutos al día o te propones una meta respecto a alguna actividad, como romper tus tiempos, cumplir kilómetros y hasta competir en un maratón seguro lo puedes lograr.

    Si tienes dudas con tu alimentación acércate a los profesionales de la salud (nutriólogas), cuentan con fundamento científico para brindarte toda la información que requieres.


    Fuente:

    fmdiabetes.org
    www.diabetes.org

  • ¿Cómo prevenir la diabetes tipo 2?

    La diabetes es la principal causa de muerte en el país,  la primera causa de ceguera prevenible en el adulto en edad productiva, la primera causa de insuficiencia renal terminal, la primera causa de amputaciones no traumáticas y la principal causa de infartos al miocardio. Se estima que 1 de cada 11 adultos en el mundo padece esta epidemia.

    En México según la OCDE, no existe una cobertura médica para todos los habitantes enfermos. Actualmente, todas las enfermedades son importantes, pero la diabetes y sus principales factores de riesgo son una verdadera emergencia de salud pública ya que ponen en riesgo la viabilidad del sistema de salud.

    Se ha estimado que la diabetes reduce la esperanza de vida de las personas entre 5 y 10 años, según la encuesta de salud. La prevención es el camino viable para no ser parte de las estadísticas.

    ¿Cómo se puede prevenir la diabetes tipo 2?

    • Modifica tu alimentación hacia el consumo de alimentos naturales, prefiere cereales enteros como tortillas, panes integrales, arroz, etc. Come al menos dos frutas al día. Procura agregar verduras en tus tiempos de comida, recuerda que entre más colorida sean tus ensaladas, mejores beneficios a tu salud. No olvides el consumo de productos lácteos bajos en grasa y proteínas magras como el pescado y el pollo.
    • Si o sí, debes limitar al máximo tu consumo de comida rápida y bebidas azucaradas. Elige el momento para consumirlas, piensa si vale la pena hacerlo y considera los efectos que el abuso de estos productos pueden ocasionar.
    • Mantenerse activo no significa que debas ir  a pagar tu anualidad al gimnasio. Lo que queremos decirte es que basta con 30 minutos al día, tómate tu tiempo, decídete a ser constante, el trabajo de esos 30 minutos serán únicamente para beneficiarte ti.
    • Monitorea tu salud una vez al año, realízate estudios de sangre, checa tu peso por las mañanas y si notas un incremento no te sometas a dietas de youtubers o de la vecina, visita a una nutrióloga de profesión, ella te orientará y te dirá qué pasos seguir.
    • Mide la circunferencia de tu cintura: hombres menos de 90 cm y mujeres menos de 80 cm. Se ha demostrado que las personas con grasa acumulada en el abdomen tienen mayor riesgo de desarrollar enfermedades.

    Como ves, son 5 sencillos pasos que deberías seguir para prevenir la diabetes y otras enfermedades derivadas. ¡Empieza ya!


    Fuente:

    https://checatemidetemuevete.gob.mx/
    https://www.insp.mx/

  • Educar para mejorar la alimentación, independientemente del etiquetado

    Existen normas, leyes, guías e información orientada a “comer  mejor y más saludable” … todo está al “alcance de nuestras manos”, sin embargo qué está pasando, que las cifras dicen que ocupamos el 2º lugar en obesidad a nivel mundial y con ello el aumento de enfermedades crónicas, disminución en la calidad de vida y un impacto económico en el bolsillo de las familias.

    La evidencia científica y la práctica clínica establecen que el sobrepeso y  la obesidad es multifactorial, ya que obedece a factores biológicos, sociales, psicológicos y un ambiente obesogénico caracterizado por un gran acceso y disponibilidad de alimentos industrializados, comida rápida, comida callejera, antojitos, preferencias alimentarias, porciones cada vez más grandes,  publicidad engañosa y falta de conocimientos en el área de nutrición. El patrón de vida familiar ha cambiado, los hábitos se han modificado, la compra de productos industrializados con alto contenido de azúcar, bebidas carbonatadas y botanas saladas va a la alza, casi el 40% de la población a nivel Nacional entre adolescentes y adultos, consume comida rápida y antojitos, el 45% de personas con celular o computadora, compran vía rappi, uber eats, sin delantal, etc. Estos números deberían hacer reflexionar y actuar a los sectores educativo, nutrición e industria.

    En el contexto anterior y con múltiples interrogantes de los pacientes de Nutri-Center respecto a productos industrializados, tamaño adecuado de la porción, si es bueno o malo para la salud, si lo puede incluir en el día a día, si los productos “light” son buenos o malos, cómo saber si es orgánico, etc. surgió la ESTRATEGIA EDUCATIVA NUTRICIONAL “Ponte las pilas y entiende la etiqueta” con el objetivo de que los pacientes pudieran elegir y consumir productos sin poner en riesgo su salud.

    El gran reto, fue lograr una estrategia para entender el etiquetado frontal actual de los productos empaquetados como un primer filtro para seleccionar productos que podían incluir en su dieta, las acciones que la Dra. Aída Fayad Hassan y MNC. Iraís González Severino, nutriólogas de Nutri-Center llevaron a cabo, son las siguientes:

    • Familiarizarse con las etiquetas y descubrir lo que realmente están comprando o consumiendo.
    • Localizar el etiquetado frontal, identificar los nutrimentos críticos (grasas saturadas, otras grasas, azúcares totales, sodio) y entender los efectos a la salud de estos.
    • Descubrir el aporte energético (energía) de acuerdo a edad, género y actividad física.
    • Manejo de porciones.
    • Con un juego de “pilas” y  un esquema del ahorro,  entender el valor de cada pila y cómo este afecta en su consumo diario.

     

    En Nutri-Center creemos firmemente que con una ESTRATEGIA EDUCATIVA NUTRICIONAL en México las personas…

    • Pueden realizar elecciones informadas y más saludables.
    • Sabrán si un producto puede ser parte de su dieta independientemente de su condición de salud (sano / enfermo).
    • Sin ser expertos en nutrición, sabrán leer e interpretar lo que se están comiendo.
    • Harán conciencia de lo que incluían en su dieta y de lo que pueden hacer para mejorar en términos de cantidad y frecuencia.

    Finalmente la responsabilidad en el combate a la epidemia de sobrepeso, obesidad y diabetes es compartida,  entre el gobierno, la industria y el consumidor. En donde el gobierno tiene la responsabilidad de  implementar, controlar, vigilar, fortalecer y hacer cumplir las políticas públicas en las que se incluya la educación nutricional para todos los niveles. En el caso de la industria resulta fundamental que ajusten los puntos de corte de azúcar  a la recomendación de la (Organización Mundial de la Salud  50g en lugar de 90g por día), estipulen la cantidad de azúcares totales y azúcares añadidos en sus etiquetas, que todos sus productos los etiqueten correctamente y con transparencia y que usen leyendas publicitarias con sustento científico. Finalmente el consumidor, con las herramientas brindadas por el gobierno y la industria, podrán realizar elecciones informadas  y serán responsables de lo que consumen, siendo conscientes que los excesos y malas decisiones pueden tener consecuencias económicas y en la salud.

    “Ningún etiquetado de alimentos tendrá el impacto esperado, sino va de la mano de una estrategia educativa nutricional”

    Dra. Aída Fayad Hassan, Directora de Nutri-Center

     

     

     

     

     

  • Jóvenes y alimentación

    DESARROLLO Y CRECIMIENTO

    • Las mujeres con IMC mayor ≥ 25 Kg/m2 antes del embarazo, tienden a ganar más peso durante el embarazo e incrementar el riesgo de complicaciones, diabetes gestacional,  parto por cesárea y bebés grandes para la edad gestacional (> 4000 gr) y parto pretérmino.
    • La obesidad causa anormalidad menstruales, reduce la probabilidad de concepción e incrementa la disfunción ovulatoria en comparación con las mujeres con un peso normal.
    • Un IMC < 18.5 Kg/m2 se asocia con parto pretérmino, ruptura temprana de membranas y bebés pequeños para edad gestacional.

    RECOMENDACIÓN NUTRICIONAL

    • Suplementación con ácido fólico 400 mcg/día.
    • Dieta alta en fibra al menos 2-3 meses antes de la concepción.
    •  Consumo de alimentos que contengan hierro. 21 mg/día.
    • En mujeres con anemia promover el consumo de alimentos de alta densidad nutrimental y ricos en hierro (carne, pollo, pescado, verduras y frutas)
    • En mujeres con sobrepeso y obesidad es importante realizar cambios en el estilo de vida enfocados en nutrición y actividad física.
    • Patrón de alimentación asociado con menor riesgo de disfunción ovulatoria.
    • Baja ingesta de grasas trans ( galletas, pan dulce, comida rápida, pasteles, crema para café)  (1.4%) con alta ingesta de grasas monoinsaturadas (12%) ( aguacate, oleaginosas, aceite de oliva).
    • Baja ingesta de proteínas de origen animal (12.8% ) con alta ingesta de proteínas de origen vegetal (5.5%).
    • Alta ingesta de fibra (20 gr/día)  y carbohidratos de bajo índice glucémico (granos enteros, salvado de trigo, pasta, leche, yogur, garbanzos, lentejas)
    • Alta ingesta de hierro No Hem  (53.3 gr/día). Ejemplos: lentejas, garbanzos, espinacas, acelgas, espárragos.
    • Uso multivitamínicos

    Un estudio reportó que una dieta rica en tiamina (carne magra de cerdo, pescado, frijoles y nueces) folato (espinaca, brócoli, espárragos, acelgas, lechuga, lentejas, frijoles), vitamina C (naranja, limón, toronja, guayaba, mandarinas)  y vitamina E (nueces, aceite de girasol, maíz y soya; espinacas y brócoli); se asoció con una disminución en el riesgo de endometriosis (aparición de tejido en los ovarios, las trompas de Falopio o los intestinos. Los síntomas más comunes son el dolor y la menstruación irregular)

  • Alimentación: adolescentes de 10 a 18 años

    DESARROLLO Y CRECIMIENTO

    • Es la etapa más rápida de crecimiento y desarrollo.
    • Periodo menstrual 9-11 años
    • La fase de aceleración máxima ocurre entre los 6-12 meses previo a la menarca e implica un crecimiento de 8 cm por año y entre los 10-18 años de edad duplica su peso, siendo principalmente grasa.
    • La velocidad de crecimiento se asocia con la clasificación Tanner (etapas de desarrollo en las niñas); en mujeres es máxima en el estadio 3 (antes del primer periodo menstrual); caracterizado por la aparición del botón mamario.
    • Después de la aparición del primer período menstrual  y la fusión total de las epifisis óseas (unión de los huesos), las necesidades nutricionales disminuyen.

    RECOMENDACIÓN NUTRICIONAL

    • Promover actividad física en los adolescentes y evitar estilos de vida sedentarios.

    ENERGÍA

    • 9 a 13 años: 1600 Kcal/día14
    • 14 a 18 años: 1800 Kcal/día

    FIBRA ( frijoles, garbanzos, habas, lentejas, frutas y verduras)

    • 9-13 años: 26 gr/día
    • 14-18 años: 29 gr/día

     

    GRASAS (aguacate, aceites, vinagretas, semillas como cacahuates, almendras y nueces)

    • 25% al 35%

    HIERRO (verduras, frutas, carne, pollo, pescados)

    • 21 mg/día
  • Alimentación: niñas escolares de 6 a 10 años

    DESARROLLO Y CRECIMIENTO

    • Crecimiento lento pero constante.
    • Progresivo incremento de madurez psicosocial.
    • Ganancia de peso esperada 2-3 Kg por año hasta los 10 años y talla de 5-6 cm por año a partir de los 4 años.

    RECOMENDACIÓN NUTRICIONAL

    • Promover actividad física
    • 6-8 años: 1200 Kcal/día Y 9-13 años: 1600 Kcal/día

    Guía de alimentación para niñas durante el día

     

     

  • Alimentación: niñas preescolares de 2 a 5 años

    DESARROLLO Y CRECIMIENTO

    • Desaceleración del crecimiento somático (crecimiento de órganos y  y cerebral.
    • Poco interés por los alimentos.
    • Ganancia ponderal anual entre 5-7 cm de estatura y 2.5 a 3 Kg de peso.
    • Desarrollo de habilidades motoras.

    ALIMENTACIÓN
    En la siguiente ilustración damos un ejemplo de cómo debería estar compuesta la alimentación de una niña de 2 a 5 años.

  • Alimentación: niñas de 1 a 2 años

    DESARROLLO Y CRECIMIENTO

    • La velocidad de crecimiento disminuye.
    • Se produce una disminución fisiológica del apetito por ejemplo una niña de 2  años es normal que no tenga hambre y disminuya su ingesta de alimentos por dos motivos: el crecimiento disminuye y hay un aumento en la curiosidad por conocer al mundo.

    ALIMENTACIÓN

    • Requerimiento de energía de  580-894 Kcal.
    • Aporte energético cubierto por leche materna o leche: 326 Kcal y el resto con alimentación complementaria.

    A continuación te presentamos una guía de alimentos que aunque parte de los 6 meses, a la edad de 1 a 2 años, deberías incluir todos los que se mencionan en cada etapa.

     

     

  • Nutrición en niñas lactantes 0 – 6 meses

    La nutrición de las mujeres es indispensable desde el nacimiento. A continuación te compartimos características del desarrollo, crecimiento y aspectos nutricionales que debes considerar al nacimiento de tu hija.

    DESAROLLO Y CRECIMIENTO

    • Peso óptimo al nacer: 2500-3500 gr
    • El neonato tiene riñones inmaduros que incrementan su tamaño y funcionalidad en las primeras semanas de vida. Estos órganos duplican su peso hacia los seis meses
    • La capacidad gástrica del lactante aumenta de 10 a 20 mililitros en el nacimiento hasta 200 al primer año.
    • Durante los primeros cuatro meses, el cerebro aumenta su volumen a razón de dos gramos al día.
    • Se estima una ganancia ponderada mínima de unos 24 gramos al día, es decir, 1 gramo/ hora los primeros meses.
    • Busca, succiona y deglute
    • Reflejo de protrusión (aventarse hacia adelante).

    NUTRICIÓN

    • Lactancia materna exclusiva satisface de manera óptima las necesidades nutricionales
    • No requiere agua, jugos u otros alimentos

    Como ya se había mencionado, la capacidad gástrica de niñas lactantes aumenta de 10 a 20 mililitros en el nacimiento, hasta 200 mililitros al primer año de vida. Ellas tienen la capacidad de reconocer señales de hambre y saciedad por lo que la producción de tu leche es suficiente y está determinada por el número de veces que la bebé quiera pegarse al seno. Algunas mujeres tienen la preocupación de no producir la suficiente leche para sus niñas, sin embargo no se requiere un gran volumen para garantizar su crecimiento y desarrollo.

    • DÍA 1. Las tomas son durante el día y la noche y aproximadamente el equivalente a una cucharadita.
    • DÍA 2. Las tomas también son durante el día y la noche y en total equivaldría de 10 mililitros a 120 mililitros.
    • DÍA 3. El equivalente a 200 mililitros cada 24 hrs.
    • DÍA 4. El equivalente a 400 mililitros.
    • DÍA 5. 600 mililitros aproximadamente también durante 24 hrs.
    • DÍA 6 HASTA 6 MESES. De 700 a 950 mililitros entre el día y la noche.

    La siguiente imagen es una guía de mililitros que debería consumir la bebé de 0 a 6 meses.

    guía de mililitros que debería consumir la bebé de 0-6 meses