Tel: 5550-8708 y 5550-1234 Correo: comiendosaludable@nutricenter.mx

Articles tagged with "desayuno"


  • Convierte tu torta en una buena torta

    Si no tienes nada en la despensa, si se te olvidó comprar manzanas, el yogurt y la leche ya se caducaron y  de lo único que “tienes tiempo” es de comer una torta de la esquina… pues sigue leyendo y convierte esa torta en un alimento equilibrado.

    Empecemos con el pan. Pídelo sin migajón y así reducirás la ingesta de carbohidratos para no excederte, también pide que usen telera en lugar de bolillo. Para que tenga buen sabor pero no excedernos en grasa podemos pedir que tenga aguacate en lugar de mayonesa y agregar proteína como atún, res, pollo, pavo, sin empanizar.

    Una buena idea es variar las proteínas cada vez que compres torta y prefiere opciones bajas en grasa como pollo, atún, bacalao, pavo, huevo, jamón, máximo una vez al mes pide res  y puerco. Las tortas de chorizo, pastor y queso manchego o amarillo es mejor evitarlas por la cantidad de grasa que aportan.

    De ser posible, integrar todas las verduras posibles que quepan en la torta, te ayudarán a tener más saciedad y te aportarán buenas cantidades de fibra y vitaminas necesarias para regresar a trabajar.

    Es muy importante evitar el refresco, tés embotellados o jugos para acompañar,  ya que 1 lata de 250 ml contiene aproximadamente de 2 a 3 cucharadas de azúcar (30g). Elige beber agua simple o agua de jamaica o limón pero sin azúcar.

    Potencializa tus alimentos y convierte en hábito elegir lo mejor para ti.

  • Aprende a elegir la leche y el cereal para el desayuno

    Después de dormir, los niveles de azúcar en la sangre son muy bajos, ya que llevas de 6-10 horas de ayuno. El cuerpo utiliza las reservas durante el descanso por lo que en la mañana debemos de reponerlas para poder funcionar correctamente. Desayunar, rompe el ayuno y repone los niveles de glucosa. La glucosa es la fuente de energía del cuerpo.

    Pero no solo se trata de volver a llenar el tanque con cualquier tipo de gasolina, debes hacerlo con un desayuno completo que contenga los nutrientes necesarios:

    Comer cereal con leche o pan con leche no es mala idea, pero debes escoger bien ¿qué pan y qué cereal vas a consumir? Además es importante consumir leche descremada (baja en grasas) ya que la leche es una buena fuente de proteínas, carbohidratos y calcio pero también tiene colesterol. Al elegirla baja en grasa evitas el consumo de estas en exceso. El cereal que elijas debe ser proveniente de granos naturales y altos en fibra como lo son la avena y el amaranto ya que su digestión es de forma uniforme y mantiene los niveles de energía durante todo el día. Comer pan dulce, cereales industrializados o galletas provocará un pico de glucosa, (mucha energía) seguida por una gran caída, es decir te sentirás cansado casi de inmediato, con hambre y generando un mayor antojo y consumo de cosas dulces y azucaradas por el que es muy probable el aumento de peso y el riesgo de enfermedades como la obesidad y la diabetes.

    Te sugerimos un tazón de leche descremada o ½ taza de yogurt bajo en grasa + 1 cucharada de avena y 1 cucharada de amaranto, te proporcionan las proteínas, minerales, vitaminas y carbohidratos necesarios para comenzar el día. También puedes agregar una poción de fruta como 1 manzana o ½ taza de papaya para hacer nuestro desayuno ¡más completo y nutritivo!

    Si tienes antojo de algo salado en la mañana puedes elegir un pan integral o pan de granos con 1 vaso de leche descremada, unos rollitos de jamón de pavo y rodajas de jitomate con limón sal y pimienta.

    Transforma tus desayunos y te sentirás muy bien todos los días.

  • Arroz de coliflor

    1 Taza – Kcal: 127 kcal – Proteías: 6 g – Carbohidratos: 14 g – Grasas: 6 g – Fibra: 4 g

    INGREDIENTES

    • 2 cucharadas de aceite de oliva
    • Un pedacito de cebolla
    • 1 pza de coliflor mediana
    • 2 pzas de zanahoria
    • 2 pzas de calabaza
    • 2 pzas de huevo
    • ½ taza de salsa de soya

    ¿CÓMO SE HACE?

    1. Pica la zanahoria y calabaza  en cuadritos muy  pequeños
    2. Ralla la coliflor con la ayuda de un rallador de quesos
    3. En una cacerola calienta el aceite y se sofríe la cebolla
    4. Agrega la coliflor, zanahoria y calabaza y deja 3 minutos a fuego medio, agrega el huevo bien batido, revuelve y al final agrega la salsa de soya.