Tel: 5550-8708 y 5550-1234 Correo: comiendosaludable@nutricenter.mx

Alimentación de mamá durante la lactancia

La lactancia es un periodo de la vida en el que la madre ofrece al recién nacido un alimento que le proporciona nutrición óptima: la leche materna.

La Organización Mundial de la Salud (OMS, 2002) recomienda la alimentación exclusiva con lactancia materna durante los primeros 6 meses de vida y continuarlo junto con las comidas complementarias adecuadas hasta los 2 años de edad.

Por esta razón es sumamente importante que la madre lactante modifiqué su alimentación para cubrir de forma óptima sus necesidades y las del recién nacido, sin riesgo alguno en la salud de ambos.

La  riqueza  nutricional de la leche implica un gran esfuerzo metabólico que debe mantenerse durante un periodo largo. Este esfuerzo se traduce en necesidades específicas de nutrientes para la madre.

Hoy en día sabemos que la alimentación de la madre no sólo influye en la cantidad de leche producida sino que también en su composición.

Como mamá, es indispensable que tu alimentación esté compuesta por los siguientes grupos de alimentos:

  • Ácidos grasos

La calidad de la grasa ingerida por la madre repercute en la leche materna y por consiguiente en la ingesta del bebé. Se ha asociado la ingesta de ácidos grasos omega 3 y omega 6 al desarrollo neuronal del bebé durante el primer año de vida. Hay que tener una ingesta de grasas de calidad eligiendo pescados grasos, frutos secos, aguacate y aceite de oliva en lugar de mantequillas, natas y carnes rojas.

  • Frutas y verduras

Son alimentos ricos en vitaminas hidrosolubles (solubles en agua). La leche depende del contenido de estas vitaminas por lo tanto, este grupo de alimentos debe ser prioridad de la madre en sus tiempos de comida.

  • Proteína.

La cantidad de proteínas que contiene la leche puede verse afectada si la madre está desnutrida. En los primeros 6 meses de lactancia exclusiva, la madre debe consumir alrededor de 500 kcal más y una porción extra de proteína.

Después de los 6 meses se reduce a 400 kcal extra por día y 12 gramos de proteína.

  • Lácteos

Cuatro raciones de productos lácteos al día fortificados con vitamina A y D ayudan a lograr una ingesta adecuada de calorías, proteínas, vitamina D y calcio.

  • Hidratación

Hay que mantener una buena hidratación, ya que la cantidad de leche depende de la hidratación de la madre. En general se deben consumir aproximadamente 2 ½ a 3 litros al día.

La calidad de los alimentos consumidos por la madre tiene consecuencias directas en el volumen, composición y propiedades organolépticas (sabor y olor) de la leche.

Alimentos como: alcachofas, coles, rábanos, ajos, cebollas y especias picantes o irritantes (pimienta, pimentón, mostaza, etc.) pueden transmitir un sabor fuerte a la leche.


Fuentes:
Brown J. Nutrición en las diferentes etapas de la vida (3a. ed.). Distrito Federal: McGraw-Hill Interamericana; 2008.

Leave a reply